Sin comerlo ni beberlo

45616367 - blur silhouette of people walking on walkway in twilight

Es curioso el papel que nos toca a los ciudadanos tras las elecciones. Mientras que a los políticos se les pasa la grandilocuencia electoral sin mayor problema, a los votantes nos hacen pasar por una resaca de esas que no se quitan con facilidad y no porque el disgusto de la derrota o la celebración del triunfo nos alteren los bioritmos, si no porque ellos mismos nos imponen ese estado de ánimo. Lo interesante es observar cómo esa resaca se prolonga según el color del ganador de la batalla y con independencia de lo cerca que nos cojan las elecciones.

Leer más

Pesadilla para un día de Navidad

papeletas

Desde que me he enterado de la posibilidad -Santa Claus no lo permita- de que podríamos tener elecciones el día de Navidad hay una escena que no me saco de la cabeza. Veo a Pedro Sánchez convertido en el fantasma de las navidades futuras mientras espera a que abran un colegio electoral al que ni siquiera los miembros de la mesa han acudido. En la acera de enfrente, está Pablo Iglesias que aprovecha para hacerle cucamonas ahora que Begoña no mira. Es un seductor y no va a desaprovechar la ocasión de intentar, por enésima vez, llevarse al huerto a Sánchez que mantiene su gesto de malote. Como si estar encabronado diese votos.

Leer más

Mayo, junio… ¿septiembre?

826628

Es verano. Así, sin paliativos. Los más de treinta grados que muestra el termómetro y la falta de escolares adormilados por las calles lo acreditan. Los pocos niños que se ven a estas horas andan felices y despreocupados. Desprovistos de la mochila sus caras contrastan con el gesto de circunstancias de unos padres que no saben que van a hacer con ellos durante los próximos tres meses. Unos porque la imposibilidad de conciliar la vida laboral con el calendario escolar les trae más de un quebradero de cabeza. Otros, los menos afortunadamente, porque la falta de aprovechamiento del curso les enviará a un septiembre incierto.

Leer más

Cuatro son multitud

3633158

Esto de la coralidad de los debates no lo termino de ver. Es verdad que lo prefiero al cara a cara, donde va a parar. Más aún cuando ya hemos visto que a nuestros políticos sentarse mirando a los ojos de su adversario solo les sirve para intentar meter el dedo en el globo ocular del que tienen enfrente. Sin embargo, tanta gente me suena más a sesión parlamentaria que a debate electoral. Hasta la configuración de los atriles en esa suerte de semicírculo con Rajoy a un lado y el resto de fuerzas a continuación, recordaba claramente al Hemiciclo.

Leer más

Con la puerta en las narices

puerta

Seguro que ya ni se acuerda, pero hubo un tiempo antes de que los conserjes, y más tarde los videoporteros les extinguieran, en que era habitual que tras la puerta de casa nos encontrásemos con un vendedor. Trabajaban a puerta fría. Probando suerte con el pretexto de acudir a una cita nunca concertada, y que la mayoría de la veces acababa con las narices del vendedor peligrando por el portazo. Fea costumbre esa de no llamar para anunciar la visita en un intento de colocarle algo al ingenuo que abre la puerta, que ayer el presidente de la Generalidad de Cataluña nos devolvió a la memoria.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies