Ladran, señal de que informamos

informadores63_2

Parece mentira cuanto de rancio tiene esto de la nueva política. Como si de un viaje hacia atrás en el tiempo se tratase, a sus representantes les pasa con los periodistas como a los perros con los caballos. En cuanto nos oyen llegar sacan los dientes y gruñen a ver si nos meten el miedo en el cuerpo, y así nos falla la voz y los dedos no nos alcanzan para repiquetear las teclas con acierto. La verdad, es que llama la atención que estas criaturas, maduradas con el milenio y a quienes me es más fácil imaginar en El Retiro atrapando bichos con el smartphone que vestidos de censor, anden buscando la formula de controlar los medios. Ellos que matan por ponerse delante de una cámara para controlar el mensaje quieren hacerlo también detrás de ella; quieren guiar la mano que teclea la noticia y proyectar la voz que narra lo ocurrido al más puro estilo de la caverna.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies